By Evamaría Presas

482147_10200323273398234_154836668_nSi bien nos encontramos en una sociedad más informada, con más acceso a la educación, a distintos puntos de vista, como mujeres hoy tenemos la oportunidad de estar más informadas sobre los derechos y obligaciones tanto de hombres como mujeres, dando importancia al respeto y a la equidad.  Valorando ambas partes en el ciclo de la vida como la conocemos hoy en día.  Sin embargo aveces sin querer o queriendo estamos de acuerdo con algunos estereotipos que no deberían de seguir vigentes como creer que en determinadas Empresas se contratan mujeres siempre y cuando cumplan con ciertas características físicas dejando de lado sus capacidades intelectuales y personales, o como que en algunas empresas sólo se contraten a las mujeres para “asistentes” de hombres de cargos relevantes con mayor influencia social y mejor salario.  Así mismo como que aún se cree y se pretende justificar lo desventajoso que es contratar a la mujer porque en determinado momento se casarán, tendrán hijos (esto último gran inconveniente) porque luego vendrán los permisos por incapacidad, paga sin trabajo, no contar con el apoyo de ellas como cuando eran solteras y sin hijos, y de muchos más servicios que algunas Empresas no están dispuestas a pagar ya que miden sus intereses conforme la productividad y el dinero dejando de lado lo humano.

Este es un post a manera de información y reflexión que ShoShana Sales Corporation World hace sobre el papel de la mujer en el mundo laboral, el papel que se juega en la sociedad para determinar con que ideas estamos y con que ideas no estamos de acuerdo.   Por lo que es importante que reflexionemos sobre nuestras actitudes y sobre todo del nivel de empatía y trato que tenemos hacia los demás sea cual sea su género y no sólo en lo laboral si no en todo, porque cada uno de Cada uno de nosotros somos capaces, cada uno de nosotros nació diseñado para triunfar, para tomar nuestras propias decisiones y crear nuestras propias oportunidades de acuerdo con la ida que queremos llevar, y con respeto mutuo.

 

MÉXICO

¿Sabías que más del 80% de las mujeres que trabajan no logran su real independencia debido a que no se desconectan del cuidado de la familia?. Las mujeres que tienen una familia se les encuentra más en el sector de servicio.  Son cajeras, vendedoras,  ambulantes o trabajan en el servicio doméstico. Y menos del 20% de las profesionistas que tienen una familia no representan la fuerza trabajadora del país y a pesar de que la ley ofrece derechos iguales y oportunidades de empleo para ambos sexos con un pago equitativo para trabajos similares, las oportunidades laborales, condiciones de trabajo, ganancias y beneficios están por debajo en relación con los hombres.

Estos son datos estadísticos del Instituto Nacional de las Mujeres, reflexiones teóricas de Constanza Tobío y Sybilla Putzi, entre otros autores, que realizaron un estudio al respecto en un un grupo de mujeres de 40 años en promedio que laboran fuera de casa, todas casadas, con uno o dos hijos y casi todas con el grado de licenciatura.  Esta investigación arrojo que la diferencia en oportunidades y tareas de los hombres con respecto a las mujeres ocurre por factores como la discriminación en la contratación, condiciones de trabajo inflexibles, insuficiencia de servicios como los de guardería y distribución inadecuada de las tareas familiares en el hogar.  

Las mujeres mexicanas, a pesar de que trabajan fuera de casa, no dejan su trabajo en el hogar, sus parejas no les ayudan y la presión de atender sus ocupaciones laborales y familiares les acarrean problemas de salud mental y física. 

De acuerdo con datos estadísticos tomados de Sybilla Putzi, 50% de las mujeres en el mundo trabajan y esto ha significado un profundo cambio en el papel de las mujeres en la sociedad mexicana, sin embargo las desigualdades prevalecen, ya que las mujeres en México sólo son dueñas de 23% de los negocios de ventas al por menor; de los 460 puestos directivos, de 37 compañías mexicanas, las mujeres sólo ocupan 20 de los cargos empresariales.

 

En tanto, en los sectores de servicios públicos y privados, los hombres ocupan más de tres cuartas partes y ganan un 28% más en promedio que las mujeres.  En niveles ejecutivos las mujeres ganan tan sólo 65% del salario de los hombres.

 

Dentro de las motivaciones que las mujeres encuentran para trabajar está la crisis económica y el hecho de que el ingreso del hombre no es suficiente en el hogar para cubrir las necesidades de una familia.  Así mismo entre las ventajas de trabajar fuera de casa para una mujer está el obtener un ingreso fijo, ampliar su círculo de amistades, el poder de realización y salir de la rutina del hogar, entre otros.

 

Sobre las desventajas está el descuidar a los hijos (según se dice) y los quehaceres del hogar. El tener poco tiempo para la familia, el deterioro de la salud asi como los problemas con la pareja.

 

En este estudio realizado se refiere que las mujeres mexicanas por estar en un proceso de transición y ante la posibilidad de cambiar sus opciones de vida sacrifican alguno de los mandatos que aprendieron como naturales y casi fundamentales para su propia auto definición, como es el de cuidar a los hijos.  Por lo tanto aquí la reflexión sería que la mujer mexicana debe recibir el apoyo de la pareja para atender las necesidades de la familia, a fin de que se preserve su salud mental y física, porque si las mujeres trabajan para apoyar con los gastos de manutención del hogar, del mismo modo que un hombre, entonces no debe existir impedimento físico o biológico ni moral para que los hombres realicen las tareas domésticas.

 

Eso sí, la mujer Mexicana que trabaja debe incidir en la educación de sus hijos para terminar con la creencia de que “las mujeres solo son capaces y son las responsables de las tareas del hogar y del cuidado de la familia”.

 

Otro de los puntos significativos que marcan el proceso de transición de la mujer mexicana trabajadora se refiere a que las mujeres retrasan la maternidad por elección y algunas ahora eligen no ser madres, aunque tales acciones sean costosas a nivel personal y social.  En este contexto, “las mujeres, aunque derribando obstáculos, están en transición en contraste con los hombres que más que participantes parecen meros observadores del fenómeno sin saber exactamente qué lugar tomar”.

 

Así mismo aun se encuentra en transición el proceso cualitativo sobre los niveles de autonomía de mujeres de todo tipo y detectar los papeles que desempeñan en su casa.

 

Agradecemos las investigaciones en psicología social de Nélida Padilla Gámez, Isadora Martínez Rodarte, Judith López Peñaloza, Georgina García Rodríguez, Melissa García Meraz, Tania Esmeralda Rocha Sánchez, Angélica Romero Palencia y Abril Violeta Zarco Iturbe.  Los autores de este trabajo de investigación consideran que esto debe tomarse como una protesta, una forma de ver, de reconocer, de entender y de promover cambios ante la realidad que se comparten en la sociedad mexicana. Con el fin de construir una mejor posibilidad de vida y desarrollo para las mujeres en general de México..

Anuncios

One response to “LA MUJER EN EL MUNDO LABORAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s