COACHING

Proceso_de_coaching

El coaching correctamente aplicado tal cual lo impartimos cumple sin lugar a dudas un rol muy importante dentro de nuestra empresa.

Por medio del coaching analizamos y diseñamos un conjunto de técnicas y estrategias enfocadas al equipo humano de nuestra empresa, con el objetivo de lograr no sólo la eficacia en los resultados como la motivación y satisfacción de todo el personal de la empresa. Todo esto debido a que el coaching es una acción directa sobre las personas y sus habilidades, apuntando hacia la consecución de éxitos de forma competente y participativa.

El coaching dentro de nuestra empresa es una herramienta clave para desarrollar y enriquecer el potencial de cada uno de los que componemos ShoShana Sales Corporation World, además de brindarnos un beneficio concreto y específico, capaz de reflejarse en la confianza de nuestra gente y de los clientes.

Es vital el coaching para nosotros porque facilita el proceso de adaptación al cambio, mediante sus diversas herramientas y recursos de manera simple y segura y contribuye además a clarificar los objetivos nuestros a fin de planificar de forma estratégica cada una de las metas y nos favorece la comunicación en las relaciones que se establecen dentro.

En resumen:

  • Facilita que las personas se adapten a los cambios de manera eficiente y eficaz.
  • Moviliza los valores centrales y los compromisos del ser humano.
  • Estimula a las personas hacia la producción de resultados sin precedentes.
  • Renueva las relaciones y hace eficaz la comunicación en los sistemas humanos.
  • Predispone a las personas para la colaboración, el trabajo en equipo y la creación de consenso.
  • Destapa la potencialidad de las personas, permitiéndoles alcanzar objetivos que de otra manera son considerados inalcanzables.
  • Permite a la gente encontrar sentido y valor en su función y trabajar motivada y con responsabilidad
  • Contribuye a clarificar los objetivos de la organización y planificar estratégicamente las metas.

Es muy positivo contar con un coach o coachs dentro de la empresa, y más si contamos con un equipo que brinda también sus servicios a otras empresas por lo que contamos con la ventaja mayor objetividad, comparando las realidades desde un punto de vista con otras empresas. Además, de preservar de alguna manera a las personas porque les evita la sensación de exposición experimentada cuando este rol lo desempeña su inmediato superior u otro miembro de la misma organización.

En cuanto a nuestro personal que reciben coaching aveces suelen creer que esto es una especie de terapia por lo que siempre aclaramos que en este proceso se trabaja sobre conductas manifiestas y situaciones actuales. Generalmente, en la primera entrevista explicamos el objetivo del coaching, la metodologí­a de trabajo y cualquier aspecto de interés para el participante. Así, el proceso se inicia con el contexto o encuadre ya establecido. Por lo general, quienes participan en el coaching lo entienden como un acompañamiento a su desarrollo profesional, un entrenamiento especial y un espacio propio para mejorar o potenciar sus habilidades.

Somos conscientes de que la habilidad del lí­der garantiza el éxito. Porque no necesariamente los buenos gerentes son buenos líderes y por ende los buenos líderes no siempre son buenos coaches.
Los mejores lí­deres, que tenemos integran las bases fundamentales del management, el liderazgo y el coaching y construyen equipos ganadores para ser apoyados en las áreas donde son débiles. Por lo que somos conscientes igualmente que los talentos para ser un lí­der no son los mismos que los de un coach ya que las habilidades del coach son más difíciles de adquirir para un líder como la de aprender a enfatizar elecciones y opciones, en lugar de responder preguntas o dar una retro alimentación honesta. Dada la dificultad de estas dos habilidades, no es sorprendente que los lí­deres ejecutivos busquen a coaches que les ayuden a desarrollar esos talentos y como lo sabemos lo brindamos..

La complejidad del ambiente empresarial genera cantidades de actitudes y comportamientos que parecieran circunscritos solo al ámbito del trabajo. sin embargo el ser humano, en sus diferentes roles no se despoja totalmente de la gran cantidad de elementos que le conforman, para actuar sólo en un escenario especí­fico. Por esto es que la importancia de la asesorí­a y orientación individual como colectiva, en cuanto a la comprensión de la incidencia de la actuación personal en el grupo de trabajo, la red que se teje y el impacto de todo ello.

el proceso de coaching está enfocado en las potencialidades de cada uno permitiendo alcanzar los objetivos, personales como colectivos. Mejorando el clima de la Empresa, enriqueciendo la comunicación y la confianza, optimiza el liderazgo y orientar la consecución de objetivos.
Disciplina que se basa en el ví­nculo comprometido y responsable entre dos personas: -el coach (entrenador) y el coachee (entrenado)-, en la que ambos operan, esencial pero no excluyentemente, con herramientas conversacionales, es decir, basadas en el diálogo. El coach funciona como “socio facilitador” del aprendizaje con el objetivo de potenciar el rendimiento en momentos clave.

Anuncios